Guía para Dune – Elige tu propia aventura

Aquí tenéis qué hay que hacer para llegar a la parte final del juego, que nadie se quede atascado, ¿eh? ¡Disfrutadlo! y buscad el final autoritario y el antiautoritario del juego 🙂

(¡peligro, de aquí en adelante spoiler total!)

tuono-clam-2Nada más desembarcar de la nave, me echo a dormir y tengo un extraño sueño profético. Voy a visitar las cuevas fremen, pero antes hago una visita a Thufir Hawat, el Mentat de la familia, en la Sala de Comunicaciones. Thufir, tras hacerle unas preguntas, me aconseja buscar contrabandistas entre los fremen a los que poder comprar cosechadoras y alas de acarreo.

En Arrakeen – Timin encuentro a Gurney Hallek, que me aconseja preguntar por los destiltrajes. Contengo su impaciencia y volvemos a entrar en el sietch para convencerles de que se unan a la causa contra los Harkonen. El líder acepta gustoso (Gurney se lo ha trabajado), y toda su tribu comienza a extraer la valiosa especia para nosotros. Cojo el orni y vuelo hasta Arrakeen – Harg. Allí el líder se muestra dudoso pero tras pedirle a Gurney que le termine de convencer (usando inventario) tengo finalmente a toda la tribu extrayendo especia para la casa. Observo que tiene extraños objetos más propios de un comerciante espacial que de un fremen de las arenas, y tras preguntarle me indica dónde puedo encontrar a los contrabandistas. Una vez en el poblado clandestino consigo comprar las valiosas cosechadoras al intrigante contrabandista y salgo de allí un poco mosca tras escuchar extrañas historias sobre la leyenda de Muad Dib, el libertador de Dune. Una vez en Palacio oigo los mensajes del Emperador, cojo la quesera vacía en el gran salón de recepciones y voy a hablar con mi padre, el Duque Leto. Rechazo su idea de esclavizar a los fremen y me dirijo a las habitaciones de mi madre. Ella me explica que los fremen me toman por una especie de líder mesiánico libertador, ya que están siendo manipulados religiosamente por las Bene Hesserit desde hace generaciones. Me dice también que ha encontrado un jardín oculto dentro de palacio, seguramente una excentricidad de los antiguos ocupantes Harkonen. En el jardín respiro humedad ¡y vuelvo a estar rodeado de vegetación! Tras relajarme un poco en tan bello lugar, utilizo mi quesera para coger una de las rosas y poder conservarla húmeda, un tiempo al menos. Voy corriendo a entregarla al fremen de Arrakeen – Tuek. Al verla y escuchar mi promesa de convertir Dune en un vergel, cree firmemente que soy el elegido del que hablan las profecías, y me indica dónde puedo encontrar a Stilgar. ¡Mientras vuelo hacia Tuono Clan el Palacio es atacado! Toda la casa Atreides ha sido barrida, solo yo puedo vengar a la familia destruyendo al barón Harkonen y al traidor del Emperador. Pero ahora tengo problemas más acuciantes: mi orni ha sido derribado en medio del desierto y a mi alrededor solo hay filas y filas de dunas hasta el horizonte, y un sol abrasador sobre mi cabeza…

A partir de aquí no cuento más, que es el clímax del juego ¡juasjuasjuas! deberás salvar el universo tú solito

Puedes bajar el juego gratuitamente aquí

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s