II República: de la esperanza tricolor a la guerra y la revolución social

Artículo divulgativo publicado originalmente en la revista El Argumento.


La historia de la II República española (1931-1939) es la historia de una esperanza truncada. Una república que no gustaba a la derecha española, incapaz de la más mínima cesión y contraria a las reformas del nuevo régimen, por pequeñas que éstas fueran; y que también desengañó rápidamente a la clase obrera y campesina, deseosa de acabar con los privilegios y la pobreza, y que veía que todo seguía igual que siempre. El final todos lo conocemos: la guerra de las dos españas. El levantamiento del ejército, convertido en el gran defensor de los privilegios de las jerarquías españolas, contra un pueblo que quiere vivir sin patrón ni amo, y que desea la revolución social.

REINADO DE ALFONSO XIIIResultado de imagen de xiii alfonso corte

Alfonso XIII comenzó su reinado a los 16 años, en 1901, pocos años después de la guerra contra Estados Unidos (cuando EEUU se apoderó de Cuba, Puerto Rico y Filipinas).

Durante su reinado España aumenta la población y se comienza a industrializar, pero hay graves problemas que asolan el país y que provocan el final de la monarquía (hasta la muerte de Franco en 1975):

->La guerra del Rif (Marruecos).

Alfonso XIII se niega a perder el territorio del Rif a pesar de que sus habitantes luchan encarnizadamente por su libertad. De este modo envió a cientos de soldados españoles a la muerte, todos pobres, pues los jóvenes de buena familia podían pagar y librarse del servicio militar. Contra esta guerra se levanta en 1909 el pueblo de Barcelona, quemando iglesias y negándose a ir a morir a Marruecos (a estos sucesos la prensa burguesa los llamó la Semana Trágica). Pero la guerra siguió por el empeño del rey. Unos años después en la batalla de Annual murieron diez mil soldados españoles, y esta masacre fue el principio del fin de la monarquía española.

->Los nacionalistas y los federalistas.

Unos y otros chocan con el centralismo de la monarquía, empeñada en dominar todo el país desde Madrid.

->La extrema pobreza.

La miseria de las clases populares en general, y del campesinado en particular, provoca constantes levantamientos provocados por el hambre, y la extensión progresiva de ideas revolucionarias y federalistas.

Ante los graves conflictos sociales, el capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Rivera, con el consentimiento real, se levanta y proclama una dictadura en 1923, dando cierta estabilidad al régimen, y que durará hasta casi la llegada de la república.

PROCLAMACIÓN DE LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA

Tras unas elecciones municipales donde las candidaturas republicanas, sobre todo en las ciudades, fueron mayoría, los políticos republicanos mueven fichas para acabar con la monarquía, siendo secundados en las calles por miles de personas. La primera ciudad en la que se izó la bandera tricolor fue Eibar, a la madrugada del 14 de abril, y a la tarde de ese mismo día la imitaron las principales capitales españolas, incluyendo Barcelona y Madrid, en las que las candidaturas republicanas obtuvieron mayorías muy holgadas. EL rey valora la posibilidad de defender su poder con el ejército pero no tiene claro que le vaya a ser fiel y decide exiliarse a París.

Ese mismo año se celebraron elecciones generales y se elaboró una constitución con diversos avances importantes: laicidad del Estado, sufragio universal (también femenino), reconocimiento del divorcio, etcétera.

BIENIO AZAÑISTA (1931-1933)

Se instaura en España un gobierno de coalición republicano- socialista presidido por Azaña. Ya desde el principio hay grandes conflictos con la iglesia que sufre expropiaciones y ve peligrar sus privilegios. A la vez que cierra algunas escuelas religiosas, el gobierno realiza reformas en educación con el fin de hacer efectiva la escolarización de toda la población, con resultados parciales.

También se rechaza un Estatuto Vasco en las Cortes poniendo así en contra del gobierno a los nacionalistas vascos. Sí se aprueba en cambio en el 32 el Estatuto Catalán. También los obreros se enfrentan al gobierno (huelga de CNT en telefónica, que consigue las ocho horas). Y la deseada reforma agraria, que los campesinos esperan que les entregue las tierras que trabajan, resulta un fiasco, provocando levantamientos en el campo.

Represión en Casas Viejas

casas viejas

En enero de 1933 se produce un levantamiento campesino en diferentes pueblos de la península. En el pueblo sevillano de Casas Viejas hacen también la revolución, y proclaman el comunismo libertario, destituyendo al alcalde e intentando tomar el cuartel de la guardia civil. El gobierno de la República envió fuerzas de guardia civil y de la guardia de  asalto, que entraron a tiros en el pueblo, incendiando varias casas y luego fusilaron a participantes, vecinos y sospechosos de haber participado en los hechos, llegando a prender con gasolina la choza del conocido anarquista Seisdedos, muriendo calcinada la mayoría de la familia. Los oficiales al mando siempre mantuvieron que en su actuación, reprimiendo duramente la revuelta, reci

bían órdenes directas del gobierno.

BIENIO RADICAL-CEDISTA (1934-1936)

En las elecciones generales de 1933, las primeras con sufragio femenino, gana la derecha agrupada en un solo partido: la CEDA. La participación fue baja, con una notable abstención en las zonas de mayoría anarquista.

La CEDA deshace varios avances que trajo el anterior gobierno, y se enfrenta a huelgas generales, insurrecciones…

Revolución de Asturias (octubre de 1934)

En Asturias una huelga general desemboca en una insurrección generalizada. La UGT y la CNT (socialistas y anarquistas) se alían. Los mineros toman cuarteles, queman iglesias y alcaldías, se apoderan de arsenales y proclaman el control obrero. El gobierno republicano envió al ejército y con el general Franco al mando derrotó a los obreros después de quince días de lucha encarnizada. La represión posterior fue feroz, se calcula que murieron entre 2000 y 5000 personas a manos del ejército republicano.

ELECCIONES DE FEBRERO DE 1936

Los partidos de izquierdas presentan una candidatura única, llamada Frente Popular, y ganan las elecciones, esta vez sin campaña por la abstención de los anarquistas. El país está sacudido por la violencia de pistoleros de derechas y de izquierdas, las huelgas son constantes. El ejército y la derecha preparan un golpe de estado contra el gobierno del Frente Popular, al que consideran demasiado blando con los revolucionarios. Por otro lado los obreros de la CNT toman posiciones para lograr por fin la Revolución Social.

LEVANTAMIENTO MILITAR Y REVOLUCIÓN SOCIAL (julio de 1936)

El 17 de julio comienza la sublevación

Resultado de imagen de 1936 cartel

militar en Melilla comandada por el general Francisco Franco, siendo secundada en la península al día siguiente.

El golpe se paró en muchos sitios porque a pesar de la negativa del gobierno republicano a repartir armas, los obreros tomaron los cuarteles y arsenales y frenaron la sublevación.

El 19 de julio da comienzo la revolución social, pues en muchos lugares los obreros no solo derrotan a los militares, sino que colectivizan las fábricas y talleres, reparten las tierras y la riqueza, y crean asambleas para gobernarse sin políticos. De este modo en la mayor parte de la zona republicana, el gobierno no existe realmente durante los primeros meses, pues son las organizaciones obreras, con la CNT a la cabeza, las que organizan la nueva sociedad. En Cataluña en 80% de las empresas están bajo control obrero, incluyendo los servicios públicos. Se cubre la invalidez, bajas, jubilación, se reparten los parados en las empresas aunque no hagan falta, se acaba con el paro y se trabaja menos horas. En Aragón, Andalucía, Valencia,… las colectivizaciones son masivas, expropiando las tierras a los grandes propietarios. Es la Revolución Social Española.

Frente a ellos el ejército español está dispuesto a restaurar el orden y pasar por las armas a todos los revolucionarios, aunque fueran la mitad de España. En medio de los dos, el gobierno burgués republicano, busca la manera de salvarse entre la revolución social y el fascismo.

En Mayo de 1937 nacionalistas catalanes, republicanos y comunistas totalitarios (PC, seguidores de Stalin) provocan en Barcelona una guerra civil dentro de la guerra civil. Intentan destruir los avances de los obreros. Numerosos cenetistas son asesinados, el POUM (partido trotskista, y por tanto también considerado como enemigo por el Partido Comunista) ilegalizado, y su líder asesinado. Aun así la revolución, aunque más debilitada, continúa hasta el final de la guerra.

Guerra, aislamiento del capitalismo mundial, falta de materias primas, destrucción de instalaciones  y agresión del propio gobierno de la República… la revolución que vivió España con la puesta en práctica de las ideas anarquistas sufrió todo tipo de contratiempos y sin embargo la producción aumentó, tanto en el campo como en la ciudad, mejoraron las condiciones de trabajo, hubo más igualdad entre los ciudadanos y la economía tuvo un funcionamiento más racional.

FIN DE LA GUERRA

Muchas columnas de milicianos (obreros armados y auto organizados) se quedaban sin armamento y no podían seguir luchando, porque el gobierno republicano negaba armas a los más revolucionarios. Se puede decir que la República perdió la guerra porque tuvo más miedo a la Revolución que a los militares sublevados. Tras la victoria Franco no reinstauró la democracia, sino que como bien sabemos impuso una dictadura de 39 años.


Si quieres publicarlo, cítame como autor y pon el blog, por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s